Negociación y conflictos.

1 Introducción

Necesitamos los conflictos para transformar las cosas que no están funcionando.

Es importante manejar el equilibrio entre las fuerzas opuestas e intereses encontrados.

Las situaciones que surgen alrededor de un conflicto no son el conflicto en sí, sino las respuestas y actitudes que tenemos ante él.

Es por eso por lo que comprender la naturaleza del conflicto, es el primer paso hacia una resolución positiva. Para comprenderlo, es necesario saber que el conflicto es un proceso social, co-construido por las partes que están involucradas en él y que las actitudes frente al conflicto surgen de nuestras creencias, supuestos y experiencias de vida. No se construye por “lo que sucede”, sino por el significado que los seres humanos atribuimos a “lo que sucede”. Y estos significados están basados en nuestra cultura, y en la base de experiencia y conocimiento que tenemos acumulado.

Comprender que el conflicto tiene una parte potencial de aprendizaje, transformación y oportunidad, permite abrir la posibilidad a la búsqueda de soluciones creativas, consensuadas, y generadoras de acuerdos estables, duraderos y confiables.

“El conflicto es luz y sombra; peligro y oportunidad; estabilidad y cambio; fortaleza y debilidad; el impulso para avanzar y el obstáculo que se opone. Todos los conflictos contienen la semilla de la creación y de la destrucción”

Sun Tzu. El arte de la guerra. 480-211 AC

Se dice que hay un conflicto cuando dos o más partes interdependientes perciben que sus objetivos son incompatibles.

  • dos o más partes, interpersonales, inter grupal e intra grupal.
  • Interdependientes, sino hubiera interdependencia entre las partes no habría conflicto.
  • objetivos son incompatibles, mientras las partes así lo perciban, habrá conflicto